En los juegos de ingenio no interviene el azar y pueden ser una manera ideal para ejercitar y desarrollar la inteligencia, mejorar la concentración y la capacidad de análisis y planificación; además, también puede enseñarles a responsabilizarse de sus propios actos, aceptando las consecuencias de los mismos.

Archivos:
 

Pin It